El imaginero no debe trabajar para museos, sino para su pueblo.

Pedro Huertas Herrero, tallista e imaginero.

domingo, 26 de noviembre de 2017

Stmo. Cristo de Injurias, Alcázar de San Juan.



La imagen del Santísimo Cristo de Injurias es un busto realizado en terracota policromada destinado a la colección privada de un particular de Alcázar de San Juan (Ciudad Real).
Se presenta un busto de un Ecce Homo sobre una peana de madera dorada y envejecida, con una cartela con la advocación de la imagen del Señor.

Inspirado en los bustos de la escuela granadina, la imagen tiende a girarse delicadamente hacia la izquierda, inclinando la cabeza sin llegar a bajarla del todo en posición de resignación con cierta expresión de dolor, pero sin perder la serenidad y la paciencia.
Maniatado, sus manos se quedan hacia su derecha, agarrando con la mano izquierda la caña que le entregan a modo de cetro. El Señor agarra con fuerza la caña aceptando su reinado sobre los hombres, siendo entregado al pueblo como un cordero para su sacrificio aceptando también la voluntad del Padre con decisión y valentía.Su mano derecha mantiene la posición de bendecir al pueblo cristiano, aunque su cansancio y la soga que lo atan impidan a las articulaciones de los dedos completar dicho acto.

Como firma del autor e inspiradose en sus cristos en la escuela del barroco granadino, concretamente en la escuela de José de Mora, la imagen muestra varios hematomas y en especial el de la mejilla izquierda, presente en toda su obra cristífera. 
El acabado de las múltiples gotas de sangre se pueden mostrar algunas en tonos mas marrones, símbolo de los primeros regueros de sangre ya algo más seca. Las demás por su otra parte tienen un rojo más llamativo, para dar sensación de sangre reciente y, para terminar de dar el máximo realismo a la sangre de Cristo, algunas gotas de cristal fundido teñidas.

Porta corona de espinas realizada a mano, con algunas gotas de cristal fundido en las espinas teñidas en rojo. Las sogas son de estopa envejecida, una atando sus manos y otra saliendo de su cuello.










No hay comentarios:

Publicar un comentario