El imaginero no debe trabajar para museos, sino para su pueblo.

Pedro Huertas Herrero, tallista e imaginero.

martes, 4 de noviembre de 2014

Restauración Niño Jesús.


Restauración de una imagen de Niño Jesús de escayola, el cual estaba en bastante deterioro.


El Brazo y pierna derechos estaban unidos por esparadrapos y cintas de pintor, con marcas de bolígrafo y lapicero en varias zonas del cuerpo, y las uñas pintadas con esmaltes.




Una vez se eliminaron restos de pegamento, la cinta de pintor y el esparadrapo, se limpiaron las piezas y el resto de la imagen.




Se volvieron a unir las piezas reforzándolas.


Se rehicieron las partes que faltaban, reponer agujeros o imperfecciones de la propia escayola, y después se policromaron.




Se limpiaron los ojos y se protegió el color.




Resultado final.







No hay comentarios:

Publicar un comentario